¿Qué es una colposcopía?

La colposcopía es un proceso diagnostico en el cual se utiliza un colposcopio (microscopio con lentes de aumento) con el cual se provee una adecuada iluminación, visualización y magnificación del cuello de la matriz, vagina y vulva.  El objetivo principal de realizar una colposcopia es detectar lesiones cancerígenas y pre-cancerigenas.

La evaluación colposcopica se basa en la premisa de que las lesiones malignas y pre-malignas, tienen características visuales especificas como su coloración y patrón vascular.

Se coloca un espejo vaginal que permite separar las paredes vaginales para poder visualizar el cuello uterino. Se lava el cuello uterino con una solución similar al vinagre, de esta forma es más fácil ver células anormales.

Posteriormente se utiliza el colposcopio. La ampliación y magnificación del campo visual permite una mayor visualización para distinguir lesiones anormales y sitios para toma de biopsias. El colposcopio no entra en contacto contigo ni se introduce dentro del canal vaginal.

 

 

¿Cuáles son las indicaciones para una colposcopia?

Las indicaciones por las cuales se debe de realizar una colposcopia son las siguientes:

  • Citología cervical (Papanicolau) o prueba de virus del papiloma humano con resultado anormal.
  • Evaluación de lesiones visualmente palpables en cérvix, vagina y vulva.
  • Tratamiento, seguimiento y vigilancia de lesiones pre-malignas o malignas.

 

 

 

 

¿Es dolorosa?

La colposcopía es prácticamente indolora. En ocasiones puedes sentir algo de molestia en la colocación del espejo vaginal o sentir ligero ardor durante el proceso de colocar la sustancia similar al vinagre. Algunas pacientes reportan dolor tipo cólico (similar al menstrual) al momento que se toma la biopsia.

¿Necesitas realizarte una colposcopia?

Puedes escribir un mensaje en el siguiente enlace:  https://api.whatsapp.com/message/SEZRCUEFDRBYN1