La ingesta elevada de alcohol en el embarazo está asociada a múltiples malformaciones fetales y retrasos en el desarrollo. Sin embargo, se desconoce el umbral para su consumo seguro.

A pesar de que diferentes estudios han demostrado que el consumo bajo de alcohol durante el embarazo no está asociado a resultados neonatales o infantiles adversos no es posible concluir que el consumo a bajas cantidades sea seguro durante el embarazo. Es por eso que la mayoría de las organizaciones de la salud recomiendan abstenerse por completo de bebidas alcohólicas. ❌🍺